Cómo manejar la frigidez: Mujer

La Frigidez es un estado en el que la mujer pierde el apetito sexual e incluso puede tener deseos sexuales pero tiene inconvenientes para poder alcanzar el orgasmo. Es una situación que derrumba el autoestima tanto de la mujer como la del hombre, al no poder hacer lograr que su mujer alcance el clímax. Conseguir que una mujer logre excitarse mientra sufre de frigidez no es una situación tan facil como generar memes, por eso para comprender un poco Cómo manejar la frigidez vamos a enter primero en qué consisten ciertas cosas.

El ciclo completo de la respuesta sexual normal en una persona, ya sea hombre o mujer, involucra las siguientes etapas:
• Deseo: se experimentan fantasías y ganas de tener actividad sexual.
• Excitación: es la sensación subjetiva de placer que va acompañada de cambios fisiológicos. (Erección, lubricación vaginal, entre otros.)
• Orgasmo: Es el punto culminante del placer sexual que conlleva a la eliminación de la tensión y la concentración rítmica de los músculos del perineo y de los órganos reproductivos pélvicos. En el hombre existe la sensación de inminencia eyaculatoria, seguida de la emisión del semen. En la mujer existen contracciones de la pared del tercio externo de la vagina. Mientras que en ambos sexos existe a menudo tensiones o contracciones musculares generalizadas.
• finalmente, la etapa de Resolución: donde la sensación de relajación general y bienestar invaden al cuerpo.

Cuando existen bloqueos más o menos fuertes, puede aparecer la incapacidad para participar en una relación sexual deseada debido a que el ciclo de respuesta sexual se ve truncado. La ausencia de placer contrariamente a lo que se suele pensar, la mujer «frígida» no es la que no puede disfrutar o la que siente una falta de deseo, sino la que sufre la ausencia de todo tipo de placer en las relaciones sexuales. Es decir, durante la penetración, la persona frígida no tiene sensaciones eróticas. También sucede en algunos casos, aunque menos frecuentes, que la persona frígida tampoco disfruta de la masturbación.

Esta frigidez puede existir desde el inicio de la vida sexual (frigidez primaria o total) o aparecer más tarde (frigidez secundaria o parcial) y afecta sobre todo a las mujeres. La frigidez masculina también existe, pero es menos frecuente. No se debe confundir la frigidez con el vaginismo que conlleva a una penetración difícil, casi imposible, ya que los músculos pélvicos se contraen involuntariamente. Por su parte también podemos mencionar la dispareunia, que no es más que las relaciones sexuales dolorosas debido a cicatrices y otras heridas.

Por su parte, la anorgasmia es cuando la mujer recibe placer pero no consigue llegar al orgasmo. Es un problema mucho más común que la frigidez, y se confunden a menudo.

También existe la afanisis que es la ausencia de deseo sexual. La frigidez también conlleva a menudo una ausencia del deseo: para tener ganas de hacer el amor, te tiene que gustar, y como no siente placer, todo se dificulta. Así que cuando hablamos de frigidez, a menudo, también hablamos de ausencia de deseo sexual.

Entre las causas podemos encontrar numerosas y de distinta índole que se extienden desde psicológicas a fisiológicas como:

• Acontecimientos traumatizantes durante la infancia.
• Consecuencia de una educación estricta que ha desvalorizado la sexualidad.
•  Falta de confianza en una misma.
• Torpeza o brutalidad del compañero, que no sabe cómo actuar.
• Ausencia de sentimientos por la pareja sexual.
•  Malformación o disfunción genital.
• Problemas hormonales (debidos a un descontrol o a la toma de anticonceptivos).
• Toma de antidepresivos, somníferos..• Algunas enfermedades (diabetes, esclerosis en placas)

Deja un comentario